FANECA

domingo, 6 de febrero de 2011

Carta de una recién licenciada a los estudiantes que empiezan. Por M.

(Una reciente licenciada de la Universidad Carlos III nos ha enviado este escrito, a modo de carta a los estudiantes que comienzan su carrera. Lo publicamos complacidos).


Futuro alumno:

Te escribo desde la tranquilidad que otorga el haber acabado la carrera.

Sé que te enfrentas a un sistema educativo nuevo, eso que llamamos Bolonia. Pero me atrevo a darte algunos consejos, porque en la Carlos III llevan ya muchos años dando la brasa con las nuevas pedagogías y una las ha padecido con toda la resignación y el sentido del humor de que ha sido capaz.

a) En primer lugar, y esto es lo mas importante, piensa si realmente te interesa el grado que has escogido. Eres un adulto y pretender que alguien tenga que “motivarte” para Derecho Financiero o Termodinámica del no-equilibrio es una estupidez. Delante de ti se extienden un montón de años de trabajo: más vale que te lo pases bien o que tengas una potente motivación de otro tipo. Algo que te reconforte cuando sean las doce de la noche y te queden aún un montón de prácticas que hacer. Y, además, aprender algo que de verdad te gusta puede ser muy divertido y muy satisfactorio.

b) En segundo lugar, prepárate para perder el tiempo. Vas a hincharte de ir a clase, de hacer seminarios y talleres y de otras cosas absurdas y humillantes que aún no puedes imaginarte: si escuchas hablar de juegos de rol, no pienses en créditos por jugar al Dungeons&Dragons en la cafetería, sino en “estudiar” Derechos Fundamentales hablando con una botella vacía que representa a un extraterrestre, delante de todos tus compañeros. En serio: vas a flipar de las gilipolleces que te obligarán a hacer.

Para limitar el riesgo recomiendo huir de cosas con nombres originales. “Grupos-puzzle”, “proyectos de innovación docente” y cosas así normalmente no presagian nada bueno. Sobre todo huye de lo que se llame “piloto”. Quiere decir que aún no lo han probado, es decir, que todos los problemas te los vas a encontrar tú por primera vez.

c) No desesperes: aprenderás. Aprenderás a aprobar. Harás las prácticas con medio cerebro: al final podrás ver Física y Química mientras redactas. Aprenderás a entender lo que quieren de ti en cada caso, y eso te hará optimizar tu esfuerzo, a usar el power point, a hacer resúmenes y a escribir buenos exámenes, a memorizar listas de cosas sin sentido. Vas a aprender mucho sobre ti: si se te da mejor escribir o empollar, si eres bueno esquematizando, si puedes estudiar cada día y acordarte o si lo que tienes que hacer es encerrarte a estudiarte todo en una semana.

Muchas veces pensarás: “¿de verdad la universidad va de esto, de ver quién hace sesiones mas largas en la plataforma virtual, de aprender a buscar cosas en google?”, por ejemplo. No sé si es algo planificado o fruto de la desidia, pero en realidad la uni va, muchas veces, de eso.

Y aprenderás algo de los contenidos de tu carrera. Algo, no todo, ni siquiera mucho, y a veces a pesar de la universidad, no gracias a ella. Muchas cosas se te van a olvidar al día siguiente de hacer el examen, pero algo se quedará pululando por tu cabeza. Bastante de lo que te guste, un montón de información descontextualizada y algunas ideas generales sobre la disciplina. Además tendrás un título que te permitirá dedicarte a algo que te gusta.

d) Vas a tener un montón de profesores. Algunos buenos, y otros malos. Aprende a tratarlos. No hagas caso de lo que te digan sobre las horas de estudio o la forma de afrontar la asignatura, tú tienes que aprender cuánto tiempo, y cuándo, necesitas en cada caso. Puede que prefieras otros manuales distintos al recomendado, que prefieras usar varios o estudiar con apuntes. Puedes preferir estudiar solo o en grupo, durante muchas horas seguidas o un rato cada dia.

Siempre hay profesores magníficos. Sé bueno con ellos: es un tema de solidaridad. Un profe interesado y currante que se enfrenta año tras año a alumnos tramposos y chapuceros acabará siendo un cabrón con pintas. Ten en cuenta que los profesores que pasan de todo cobran lo mismo y trabajan menos.

Si, además del profesor, la asignatura te gusta, te ha tocado el gordo. Disfruta. Estudia y saca buenas notas. Pregúntale cómo puedes dedicarte profesionalmente a eso. Recomiéndalo a otros alumnos. Si te enteras de que tiene algún problema (porque no es titular y tiene problemas para que salga una plaza, porque no está de acuerdo con el sistema de enseñanza que le han impuesto...), que sepa que lo apoyas. Es tan facil como enviar un correo electrónico. Un alumno solo no tiene ningún poder, pero tenéis la ventaja de ser muchos.

También vas a tener profesores soporíferos, pesados, babosos, amargados: pasa de ellos todo lo que puedas. Un mal síntoma es que te pasen lista: los buenos profes no suelen necesitar obligarte a ir. Pero me temo que ahora es prácticamente obligatorio. Nunca entenderé esa obsesión por las bancadas llenas de alumnos que a duras penas se mantienen despiertos.

Si la asignatura te gusta, sobre todo no permitas que te la hagan aborrecer. Busca un buen manual y léelo en clase mientras te sueltan el rollo. Entérate de si otros profesores tienen mas interés, cambia de grupo, si puedes, y de todas maneras pídeles ayuda: si de verdad son buenos, estarán encantados de encontrar un alumno interesado aunque no sea alumno suyo. Habla, además, con compañeros de cursos superiores: a veces ayudan más que un mal catedrático, y pueden pasarte apuntes, prácticas corregidas, exámenes de otros años o trabajos, o simplemente orientarte y echarte una mano. Si la asignatura no te gusta, bueno, haz lo que creas que te va a facilitar el aprobado y quítatela de encima cuanto antes. Una asignatura atravesada con un profesor petardo es lo peor que te puede pasar.

Por último, no olvides que, aunque parezca imposible, los profesores son personas. Lo juro: mis padres son ambas cosas. Tienen sus dias buenos y malos, problemas en casa, opiniones, posiciones políticas, enemigos y amigos, se les estropea el coche, tienen hijos enfermos, resacas. Pueden pensar que vistes como un mamarracho o ser de tu mismo equipo. Deberían ser capaces de pasar por encima de esto, pero no siempre quieren o pueden. Tenlo en cuenta.

e) Ten cuidado con lo que dices. Hay muchos profesores a los que cabrea sobremanera que se les lleve la contraria o que se les pida que argumenten sus posiciones. No son mas listos que tú, solo (y nada menos) saben mas que tú de un tema. A veces, ni siquiera. Pero pueden suspenderte, así que aprende a tener la boca cerrada o a descubrir en clase de quién puedes hablar con libertad.

Pero sé crítico. No tienes que tragarte todo lo que estudias ni tienes que decir todo lo que pienses: pueden evaluar lo que sabes pero no lo que crees. Van a contarte cosas como si fuesen neutras, cuando no son mas que la visión de una escuela. Y esto pasa en todas las materias, incluso en la ciencia más pura. Si algo te interesa, comprueba todo lo comprobable y busca otras visiones. El que dice que explica las cosas “como son” normalmente quiere que aprendas lo que él piensa. El que dice que defiende una posición concreta es honesto: normalmente significa que puedes criticar sus opiniones.

f) No tengas miedo de las instituciones. “La universidad” o “la facultad” no son entes monolíticos. Hay gente de todo tipo en ellas, personas que muchas veces están enfrentadas entre sí o que simplemente no se deben lealtad. Hay profesores muy corporativistas, pero no son todos.

Si crees que has sufrido una injusticia, busca las vías para protestar. Sobre todo si sois muchos. Hay delegaciones de alumnos, defensores del universitario, vicedecanos, decanos, claustros, juntas de facultad... que en cada sitio funcionan de manera distinta. Prueba. No tengas miedo de pedir una segunda corrección si estas convencido de que mereces un aprobado, por ejemplo. No tengas miedo de quejarte ante un profesor de lo que hacen otros, siempre y cuando lo hagas con prudencia: me refiero a “no entiendo el método de evaluación de la señora Menganita”, no a gritar que “Fulanito es un hijo de puta que no aprueba a nadie”.

El no ya lo tienes y, si tus reclamaciones son sensatas y argumentadas, lo peor que puede pasarte es que no te hagan ni caso. Pero puede ser que él, o ella, tenga muchas quejas anteriores. Que tenga problemas con sus compañeros. Que el profesor esté majara y simplemente necesites una pista sobre como “entrarle”. Que la persona con la que vas a dar esté sinceramente preocupada por el funcionamiento de la uni y te ayude.

g) Y sobre todo: no te angusties. Mi madre siempre dice que si matriculas una vaca, acaba la carrera. Yo soy un ejemplo. Que esto te quede claro: si estudias acabarás aprobando. Repito: si estudias, acabarás aprobando. Es cuestión de dedicarle horas.

Pero a veces también se aprueba sin estudiar, y creo que con Bolonia esto será aún mas fácil. A base de ir a clase y hacer todas las chorradas que te pidan, aunque sea haciendo collages con fotos del Código Penal. Porque tienes suerte en el examen y te cae justo lo que acaba de explicarte un compañero en la puerta, porque el profesor se va y copias del de al lado o porque vas a revisión y le pillas de buenas. Al final las asignaturas imposibles acabarás aprobándolas: aprenderás a identificar cuáles son las que se te atascan y solo es cuestión de darles mas caña.

Vive un poco además de estudiar. Creo que esto va a ser muy importante: horarios absurdos, exámenes cada dos por tres y muchos trabajos que entregar, tanto que parece que no hay tiempo para nada. No dejes que te vuelvan un zombi: terminarás por odiar eso que habíamos quedado en que te interesaba. Tienes que tener tu vida: ve al fútbol, visita a tu abuela, conéctate al tuenti, emborráchate, juega al tenis o ve a misa los domingos, lo que te guste y lo que sea importante para ti. Si lo único que haces es estudiar, estudiar será tan importante que cualquier contratiempo te amargará la existencia. Sal un poco del rollo de la universidad: si solo te tratas con tus compañeros de clase, puedes acabar desquiciado, y si al acabar no encuentras trabajo de lo tuyo, pensarás que has desperdiciado tu vida.

Si necesitas, o quieres trabajar, trabaja: tener curriculum te vendrá tan bien como el título. Además, si ganas dinero la presión de tu familia normalmente será menor y podrás ir con mas calma. Si te dicen que no se puede estudiar lo que has escogido y trabajar, que te apuntes a la UNED o algo así (que vas a escucharlo con frecuencia), no es cierto: hay gente que saca adelante dos carreras a la vez y gente que trabaja y tiene hijos mientras estudia una ingeniería. Saber que te espera tu sueldo a fin de mes también ayuda mucho a relativizar un suspenso.

Si no puedes con seis asignaturas cuatrimestrales, matriculate de cinco, o de cuatro. Mucha gente tarda seis años en carreras pensadas para cuatro cursos: es mejor, menos frustrante, que sea porque te matriculas de poco y vas aprobando, que porque te matriculas de todo pero no apruebas.

Tómate las cosas con un poco de distancia y con sentido del humor. Procura disfrutar lo bueno de la universidad, tanto de lo académico como de lo periférico. Y, por favor, implícate un poco. Esto ya es una petición personal, no una recomendación, pero quiero decirla: somos responsables de nuestro entorno, sea cual sea. No vale solo quejarse, si luego no se hace nada.

42 comentarios:

  1. Soy estudiante de Ingenieria Tecnica en Las Palmas y te doy TODA LA RAZÓN en lo que dices. Imposible de explicarlo mejor

    ResponderEliminar
  2. ¿Los profesores "no son más listos que tú"?
    Supongo que algunos sí. Y, si eres un cazurro, la mayoría.
    Añado a tus consejos: respeta a tus profesores (buenos y malos) y sé educado (si ellos los son).
    Me gusta lo que comentas de la motivación.

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente, la frase debería decir: no son necesariamente mas listos.
    Como es una comparación, dependerá del nivel de cada alumno y cada profesor.

    Y si, también debería haber puesto lo del respeto y la educación.

    M.

    ResponderEliminar
  4. Estupendo post. Me ha gustado mucho.

    El respeto ante todo, por supuesto, y por parte de todos. Pero no olvidemos algo: hay la misma proporción de maleducados, bordes y cabrones entre alumnos que entre profesores. Los jóvenes pueden ser más pasionales, pero los profesores también deberían ser más adultos.

    La diferencia fundamental entre profesores y alumnos es que unos tienen la sartén por el mango y nada que perder, y los otros todo lo contrario.

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo con este post. Y no lo dice un alumno, sino un profesor con venite años de experiencia que no ha olvidado que, durante los cinco años que tardó en estudiar su Licenciatura, tuvo la suerte de tener uno de los mejores oficios: estudiante universitario.

    ResponderEliminar
  6. No dejes que te vuelvan un zombi: terminarás por odiar eso que habíamos quedado en que te interesaba.


    Me quedo con eso,interpretado en el buen sentido...

    ResponderEliminar
  7. ^^ Muy acertado, añadiría incluso "aprenderás a aprender" y "aprenderás a defender tu derecho a aprovar", algo que se adquiere como bien dices a base de humillaciones y de equivocaciones.

    1 Saludo!

    ResponderEliminar
  8. Parece que me has leido la mente. En realidad la universidad funciona como tu la cuentas.
    Lo que no sabia es lo de la vaca :D por cierto estoy en mi tiempo de relax entre practicas y examenes.
    Un saludo y felicidades por tu post.

    Borlom.

    ResponderEliminar
  9. Buena aportación.

    Solo un pero: Discrepo en cuanto a lo que se comenta de los proyectos "piloto". Ser el primero en adentrarse significa, sin lugar a dudas, ser el primero que se encuentra (y en consecuencia, resuelve, o mejor dicho, aprende a resolver) los problemas. Esto puede desarrollar tu capacidad de enfrentarte a lo desconocido y superar las barreras con solvencia; Y esto es importante no solo en el ámbito profesional, sino en la vida en general. Además, hace que una vez se termine, mirar atrás resulte doblemente gratificante, y a mi parecer es una enorme inyección de autoestima. Por si fuera poco, a esto añado que te convierte en pionero en algo. Puedes ser el primero que "sabe de cierta cosa", con las ventajas que eso conlleva.

    Perdón por el tocho de comentario. De nuevo doy la enhorabuena a la autora de la entrada.

    ResponderEliminar
  10. plan bolonia en medicina ????? estamos hartos de burocratismo que quedan muy bien encima de la mesa de un politico, y fatal en la practica y pauperrima universidades españolas secas de un sistema corrupto que les exprime,y cada vez les quita mas
    anatomia humana del aparato loconotor pensada para un año en casi tres mese y un poco mas que dura la nueva cutrimestral igual a fracaso, y mas si los profesores hacen lo que les la real gana, por favor presten atecion el plan bolonia es muy bonito aplicado en cambridge o la sorbonoa.pero aqui esta siendo un desastre por lo menos mi experiencia, podria pasarme horas hablando sobre mi poca pero intensa experiencia en medicina,y el desastre de bolonia mal aplicado pero mas de uno se lo pensaria antes de ir a la seguridad social dentro de unos 6 añitos un saludo

    ResponderEliminar
  11. No dices nada que no se aprenda en un bachillerato, siempre es lo mismo solo le cambian el nombre y el contenido.

    ResponderEliminar
  12. Estoy terminando la carrera este año y creo que has escrito un post muy realista y muy bien redactado. Felicidades

    ResponderEliminar
  13. Antes de profesor fuí alumno y estoy de acuerdo contigo (mis profesores eran bastante malos, casi siempre con folios y diapositivas y eso que soy informático).
    El reto de un buén profesor creo que es motivar y enseñar al alumno lo que el mercado demanda ( y cuando digo enseñar me refiero a enseñar a aprender por uno mismo y desenvolverse profesional y personalmente en este mundo tan competitivo). Saludos ;)

    ResponderEliminar
  14. Estudiante erasmus2 de marzo de 2011, 16:05

    Mi consejo personal es: Participa en un programa de intercambio, pero no a paises donde regalan las notas y solo asistes a clases especialmente para ir de resaca sin dominar el idioma y luego sacar un 10, sino a paises en los que un erasmus es uno mas. Veras un sistema mas practico, mejor, y podras ser mas critico con tu propia universidad. Te abrirá los ojos y con un poco de suerte te podras quedar otro año en tu destino (si tu quieres claro)

    saludos desde Alemania, donde estoy viviendo una de mis mejores experiencias academico-personales!

    ResponderEliminar
  15. Aporto mi propio punto:
    No te fies de los repetidores, cuanto mas tiempo lleve una persona en primero, menos fiable es, te hará comentarios del tipo, esta asignatura es imposible, es mejor que la dejes para septiembre, vamos a ver, esa asignatura es imposible para él, o como pasa la mayor parte de las veces, esa persona no toca la biblioteca y así son imposibles todas las asignaturas, ten en cuenta que la gente se saca la carrera y si te juntas con gente que estudia se la saca en un tiempo mas que aceptable.

    ResponderEliminar
  16. Comparto las ideas que se han escrito. Yo diría lo mismo a alguien que va a empezar y me pide mi opinión de cómo viví mi etapa en la universidad. Me hubiese gustado que alguien me hubiese dicho todo esto cuando yo empecé.

    ResponderEliminar
  17. Excelente post, sobretodo los consejos para espiritus críticos (el que dice que explica las cosas “como son” y el honesto que dice que defiende una posición concreta).
    Hace años que terminé la facultad y observo con nostalgia que poco ha cambiado. Besos desde Castilblanco de los Arroyos, Sevilla.

    ResponderEliminar
  18. Párrafo tras párrafo me he sentido identificado con todos y cada uno de los puntos expuestos. También soy recién titulado y también veo las cosas buenas y malas de la Universidad (en mi caso de Extremadura).

    Desde luego, texto imprescindible.

    ResponderEliminar
  19. Es increíble. Todo lo que dices es lo mismo que pensé cuando terminé la carrera... ¡hace 15 años!

    Añadiría un consejo: pasa de las clases en las que te leen el libro (literalmente). Usa el tiempo para informarte, para leer otras cosas, para hacer prácticas profesionales (si tu carrera lo permite), para usar nuevas tecnologías o, incluso, para debatir temas de tu carrera con otros compañeros. Gracias a esas horas muertas (fueron muchas), empleadas en otra cosa (nuevas tecnologías), conseguí la formación complementaria para ponerme a trabajar incluso antes de terminar la carrera.

    Eso sí: si usas esas horas para jugar al mus, tu carrera será una pérdida de tiempo de cinco años de duración.

    ¡Excelente artículo!

    ResponderEliminar
  20. Da igual, no os esforcéis. Váis a ir al paro o con infinita suerte a ser mileuristas el resto de vuestra vida.

    ResponderEliminar
  21. Enhorabuena por el post, tras 35 años de docencia en la universidad estoy de acuerdo con prácticamente todo el contenido.

    ResponderEliminar
  22. Soy profesor y estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices. Ahora más que nunca hace falta esa motivación y esa implicación, porque la implantación de Bolonia no hace más que poner obstáculos al alumno que realmente quiere aprender. Los alumnos deberíais reivindicar vuestra libertad: libertad de decidir si vais o no a clase porque por algo sois mayores de edad, libertad de estudiar y trabajar a la vez y no estar esclavizados por los horarios de la evaluación continua, etc.

    Tenéis más poder del que os parece, sólo tenéis que usarlo. Los profesores obviamente tenemos la autoridad en clase y la autoridad para evaluaros; pero en el tema de organización de planes de estudios, gestión de la universidad, etc.; realmente mandaríais más que nosotros (ya que sois los que pagáis) si os implicarais en ello. Y seguramente nos iría mejor, no porque sepáis organizar una universidad mejor que nosotros, sino porque no estáis sujetos a presiones externas. ¿Creéis que a la mayoría de los profesores nos gusta Bolonia? ¡Je! Les gusta a tres o cuatro que hacen política en la universidad y viven de dar cursos adoctrinándonos sobre lo bonita que es. Pero a los otros nos pagan por dar clases a la boloñesa, ¿qué vamos a hacer?

    El estudiantado debe organizarse y luchar por causas justas.

    ResponderEliminar
  23. Hay gente que no tiene la suerte o la capacidad de ir a clase, trabajar y tener una casa, tu comentario acerca de la UNED es desacertado. Por suerte yo he estado en ambas instituciones, Universidad presencial y UNED, y ya me dirás como acudo a las prácticas obligatorias presenciales si curro de 8.30 a 14 y de 16.30 a 19.00

    Por lo demás un post totalmente acertado, me identifico totalmente. Por cierto siempre hay alguno que dice lo de: Esta asignatura es imposible. jajaja en ocasiones ese era yo, bueno creo que todos lo hemos dicho alguna vez. Un saludo

    ResponderEliminar
  24. Vin diesel: 500
    Maton de barrio: ¿500 que?
    Vin diesel: 500 suspensos. El numero que imagine de niño. 500 suspensos y puedes considerarte un autentico tipo duro. Los necesitas por la experiencia, para que te salga piel de lagarto
    Vin diesel (continuacion): Pero de camino a los 500 suspensos te das cuenta de la tonteria de todo eso, deja de importarte. Pero entonces, al final, sabes lo que eres
    Vin diesel (continua): Se aprenden muchas cosas en el camino a los 500, y ninguna mas importante que esta (vin se levanta de la silla y se roza los huevos con el manual de la asignatura delante del profesor)

    Someterse a lo que diga un profesorete solo porque es un tirano es de cobardes, tu papel va a valer lo mismo que el que tienen los demas, haz lo que haria Vin, y que por lo menos tu papel tenga un valor para ti. Porque eso si que no te lo puede quitar nadie, eso y la piel de lagarto que te va a salir, rodeando tus enormes gonadas

    ResponderEliminar
  25. Cuando decidas que estudiar, piensa que a esos te vas a dedicar y que vas a ser el mejor, no te preocupes por los profesores malos que de ellos también vas a aprender y de los buenos trata de hacerte amigo que le vas a necesitar en un futuro. No te entretengas en tonterias y toma el control de tus acciones.

    ResponderEliminar
  26. Me encanta el post. Totalmente de acuerdo. Adelante!

    ResponderEliminar
  27. "Un profe interesado y currante que se enfrenta año tras año a alumnos tramposos y chapuceros acabará siendo un cabrón con pintas"

    Ay, qué gran verdad!. Hay que luchar diariamente para no perder la motivación, y no solo por la actitud de (unos pocos) alumnos, sino por los vaivenes a los que nos somete la administración, en todos los sentidos: en docencia, ahora hay que fomentar la responsabilidad social, ahora el espíritu emprendedor, y ahora las capacidades de trabajo en equipo, ahora virtualiza, ahora atiende a la diversidad, ahora exige y controla la presencialidad pero mientras también tienes que buscarte cómo contemplar al alumno a tiempo parcial, y tú mientras intentando ocuparte de que el alumno siga recibiendo contenidos útiles, a la vez que rellenas miles y miles de papeles y formularios, a la vez que investigas, que si ahora lo que vale son los proyectos, ahora los nacionales, luego los europeos, las publicaciones, las patentes, los premios, el jcr, etc, etc.

    Por cierto, que yo utilizo los grupos-puzzle en mi clase y a mis alumnos les encanta y yo me lo paso bomba viéndolos disfrutar y aprender. Eso sí, cuando a los alumnos les gusta mucho el tema. Para explicar termodinámica del no equilibrio no creo que sirva.

    Gracias por el post, después de veintidós años en la universidad estoy de acuerdo en casi todo. Pero antes la vida era mucho más fácil para los profesores, pero bastante más complicada para los alumnos, ahora las normas son darlo todo masticadito y aprobar a cuantos más, mejor (que según la administración, los alumnos repetidores salen muy caros y el licenciado español esta sobrecualificado para la m. de trabajo que hay por ahí).

    ResponderEliminar
  28. A mi me ha gustado esto:
    "hay gente que saca adelante dos carreras a la vez y gente que trabaja y tiene hijos mientras estudia una ingeniería"
    Muchas veces parecía imposible que me dejaran hacer un examen por no haber podido asistir a clase, pero cuando les dices a los profesores que necesitas trabajar para poder pagar la matrícula y vivir en la ciudad donde está la universidad, que harás lo posible por estudiar y entender su asignatura, llevar las prácticas al día, etc. a veces me entendieron y comprobé lo que tú dices, que también son personas.
    Magnífco post, gracias!

    ResponderEliminar
  29. ¡Vaya efecto meneame!

    Muchas gracias a todos los que habeis leido el texto y os habeis molestado en contestar, completar y aportar. Mencionais muchas cosas que no se me habían ocurrido (como lo de los repetidores) o cosas sobre las que decidí no escribir, porque no tengo experiencia directa en ellas y porque las experiencias de la gente que conozco han sido tan dispares que no se que recomendar (los intercambios con otras universidades).

    Solo un par de precisiones:
    - cuando digo que se puede estudiar y trabajar me refiero a que hay trabajos compatibles con estudiar, no que todos lo sean.
    - no desprecio la UNED, como han comentado en meneame. Ahora estudio allí. Los que la desprecian son todos aquellos (incluido el actual Rector de la UC3M) que, ante las preguntas sobre las dificultades que plantean los horarios absurdos y las clases obligatorias, contestan poco mas o menos que "el que no pueda dedicarse al 100% a esto, que se apunte a un cursillo de CCC".
    - el texto es una carta destinada a transmitir mi experiencia (y la de mis amigos) a quienes empiezan en la Carlos III. Doy por hecho que quien se matricula ha valorado si le merece la pena o no estudiar cuatro o cinco años para acabar de teleoperador (como yo).

    No se si es o no extensible a otras universidades. No he entrado a valorar moralmente las decisiones (eso por el colegui de arriba que cita a Vin Diessel, aunque no le he entendido muy bien). Tampoco iba dirigido a profesores, aunque aprecio mucho sus comentarios.

    Pero son estos temas interesantes que os animo a tratar. A veces parece que cuando uno sale de la Universidad, salvo que se dedique a la investigación, desaparece por completo su vinculación con ella y es una pena porque son años de experiencias personales que podrían ayudar mucho a todos los que vienen detrás.

    También quiero agradecer a los editores de Faneca la publicación.

    M.

    ResponderEliminar
  30. Primero felicidades por la carta, es la gran verdad revelada.
    Segundo, recalco la importancia de hablar con los estudiantes de cursos superiores para orientarte, y quizas que te ayuden a priorizar esfuerzos o ponerte sobre alerta de algunas asignaturas.

    Firmado: una persona que se ha tirado 7 años estudiando una carrera tecnica, una superior y un master.

    ResponderEliminar
  31. Me gusta mucho el artículo. Yo también me licencié en Derecho en la Carlos III, así que he vivido más o menos la misma experiencia. Por mi experiencia de Bolonia, el consejo fundamental es ir al principio a clase y ver qué espera de nosotros el profesor: que levantemos la mano cada 2 por tres, que intervengamos menos pero con comentarios inteligentes o simplemente que cumplamos escrupulosamente con los parciales, etc. Por desgracia, en este país los examenes no son anónimos, y he visto a más de uno aprobar sabiendo 4 cosas porque se había trabajado al profesor todo el curso. Cada uno tiene sus métodos. Pero en general, si se sigue el sistema y se entiende lo que pide se trabaja mucho pero se aprueba fácilmente. Otro consejo para quien esté empezando: ser práctico. El objetivo fundamental es aprobar, y aunque todos los profesores nos van a contar que conviene leerse 50 manuales y 1000 lecturas complementarias, en ocasiones nos valorarán mejor o sólo entrará en el examen lo que ha dicho en clase. O ni se leerán las prácticas que hemos intentado hacer perfectas. Es triste pero es así, no siempre el que sabe más o trabaja más saca mejor nota: hay que trabajar mejor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Es triste. Es muy triste que nos tengamos que matar a ingeniarnosla para aprobar en un sistema de educación tan pésimo. Sé que nadie nos va a regalar nada, pero trabajar en la universidad debería reportar más satisfacción y expectativas a un futuro laboral.
    Yo estoy estudiando Derecho, pero realmente no me gusta nada. No tengo ningún interés...pero esque la carrera que me gusta no tiene buenas salidas laborales...y no veo ya que puedo hacer. Asiesque me partiré los cuernos en esta carrera...y con suerte sólo estaré dos años en el paro.

    ResponderEliminar
  33. Lo más divertido de Bolonia es que los que estamos en el plan antiguo, tenemos que correr como quien camina sobre las ascuas en San Juan, porque si suspendemos una ya no tendremos docencia, y sólo dos años para intentar sacarnos la asignatura.

    Estudio Arquitectura, y vivo con miedo a mi vuelta de erasmus, en la que he perdido muchas asignaturas que cuando vuelva no tendrán docencia. Algunas me las sacaré estudiando, pero las que son a base de entregas... que alguien me explique cómo quieren / pueden evaluarlas.

    Un nuevo ejemplo de lo poco que le importa a la administración de las universidades el alumnado. A veces deberíamos recordarles que somos quienes pagamos, y por lo tanto somos quienes podemos exigir un servicio adecuado.

    Porque sacarse la carrera a curso por año a veces no es ni posible, ni bueno para tu salud, ni para tu aprendizaje. (Otro ejemplo de la mierda de planes de estudio que nos preparan gente sin la más mínima idea, ni decencia, diría yo).

    Enhorabuena por el post. Porque nosotros, los estudiantes, tenemos gran parte de la culpa de este sistema, que aceptamos agachando la cabeza.

    ResponderEliminar
  34. Me ha gustado el artículo, siendo la 2ª vez que lo leo para repasar mentalmente cada una de las situaciones expuestas.

    Mi experiencia personal ha sido vivir el plan antiguo. Gracias a ello he podido ir a clase libremente, sin sentirme culpable por faltar en cuanto la ocasión lo requería o el profesor no explicaba según mis preferencias.
    Presencié clases con 10 personas, habiendo 150-200 personas matriculadas en diversas ocasiones. He vivido escenas de profesores realmente preocupados por la baja asistencia, preguntando porqué nadie iba a clase. Es realmente triste en todos sus sentidos.

    Hoy en día, cursando mi 2ª carrera, noto la presión por hacer evaluación continua: al rechazarla te miran como un anarquista, vago o maleante. Cada vez es más difícil compatibilizar el trabajo e ir a la universidad.

    A veces me pregunto en qué momento la mente de un profesor se transmuta, y olvida que en sus años tempranos fue estudiante.

    Ya para acabar, lo más valioso que he aprendido en la universidad ha sido buscarme la vida. Creo que ahora lo dan mascado (muchas veces mal mascado) cual borregos en un establo.

    ResponderEliminar
  35. Magnífico post, pero mi experiencia -he sido alumna y ahora soy profesora- no es del todo igual: he tenido buenos, buenísimos profesores y tengo alumnos motivados. Debo ser un bicho raro, pero así es.

    Mis profesores no leían sus libros ni usaban power; podía hablar con ellos... Cierto que en ocasiones no iba a algunas clases, sino a las de otros profesores cuyas clases eran magistrales. Recuerdo una universidad en sentido estricto...

    Y mis alumnos.... hay de todo, pero cada dos o tres años hay alguno que quiere hacer la tesis y me pide consejo. Cada año un 15% o 20% "entiende" el fondo de las cuestiones. Podrían estudiar más, podrían ser más críticos, podrían tener más interés, podrían -algunos- ser menos chapuceros.... pero hay también alumnos brillantes: cada año los encuentro.

    Aún así, creo que el post describe la mayor parte de la realidad -una parte muy grande, ciertamente-.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  36. Última anónima: yo también he tenido profesores estupendos, con o sin powert point. Y profesores realmente terribles, igualmente tanto digitales como analógicos. Ambos tipos pueden cambiarte la vida, pero no en el mismo sentido.

    Lo que realmente te convertiría en un (afortunado) bicho raro es haber disfrutado únicamente de docentes magníficos.

    M.

    ResponderEliminar
  37. Me gustaría ponre carteles con la carta en mi facultad. Podríais contactar con la autora para tener su consentimiento?

    ResponderEliminar
  38. SwagBucks is a very recommended work from home site.

    ResponderEliminar
  39. The top facts about Clixsense's Get-Paid-To Program:
    1. SURVEYS: 50+ 5-40 minute surveys paying out $0.50-$2.50 each.
    2. 12 Offer Walls - Make $0.5-$20 per offer.
    3. MICRO TASKS - Complete 1,000's of small tasks from many companies.

    ResponderEliminar
  40. Find out how THOUSAND of people like YOU are making a LIVING from home and are living their dreams right NOW.
    GET FREE ACCESS INSTANLY

    ResponderEliminar